Maternidad y Crianza

Una infancia sostenible

Voy a comenzar con el significado de rae de la palabra » sostenible: Especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente» .Partiendo de esta base desde hace un año en casa comenzamos a buscar alternativas mas sostenibles en nuestro día a día y esto incluía también todo lo que tiene que ver con las niñas.

En tres años hemos cambiado cuatro veces de vivienda, en la tercera mudanza (Angela con 2 años, trabajando y embarazada ) me vi muy abrumada por la cantidad de «cosas» que habíamos acumulado, así que decidí cambiar e informarme de como hacerlo, no es un camino fácil, ni rápido pero pequeños gestos provocan grandes cambios.

Una de las cosas en las que me centre fue en los juguetes, Angela tenia una habitación llena de juguetes de todo tipo (en dos años habíamos acumulado demasiado) ella se dedicaba a sacarlos todos, jugar con nada y no guardarlos, con la llegada inminente de un bebé a casa eso tenia que cambiar.

En este post me voy a centrar en los juguetes ya que este cambio ha marcado un antes y un después para ellas y para mí en cuanto a organización, forma de jugar incluso en decoración.

Comencé buscando juguetes más sostenibles y estos son los JUGUETES DE MADERA, hay infinidad de opciones en el mercado pero una marca que sin lugar a duda para mi ha sido un referente para mi es Oursiwood, son juguetes «especiales y diferentes» creerme cuando os digo que me gustan a mi tanto como a ellas.

Con Oursiwood conocimos los «juguetes desestructurados» estos estan hechos con materiales básicos para favorecer el juego libre y la actividad autónoma que parte de la iniciativa del bebé o niño, han sido los primeros juguetes con los que las dos han jugado, Cayetana con 8 meses y Angela con 3 años, hago especial hincapié en este sentido porque nunca me hubiera imaginado que siendo Cayetana tan pequeña intercambiarían momentos de juego juntas.

Por otro lado son duraderos, mis hijas los han sometido a todo tipo de pruebas físicas y químicas para comprobarlo y siguen intactos y también tienen unos colores preciosos que se adaptan a cualquier tipo de decoración de la habitación, a mi esta marca me tiene enamorada como podéis comprobar.

Ahora en casa tenemos menos juguetes y hago rotación para que no tengan a la vista siempre lo mismos, los que tienen son de mayor calidad, a Angela le resulta mas fácil recogerlos, les permite jugar juntas, son bonitos y lo más importante colaboramos con la sostenibilidad en nuestro hogar y enseñamos estos valores a nuestros hijos.

Mas adelante os iré comentando cositas que también hemos cambiado en casa (utensilios de cocina, ropa, comida…) como os digo es un camino largo pero día a día me doy cuenta de que merece la pena recorrerlo.

La mamá de Ángela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *